Todos merecen estar protegidos.

Documentos | Síguenos:    facebook    RSS

LA DURACIÓN Y EL MANTENIMIENTO DEL PISO, LOS PUNTOS MÁS CONTROVERTIDOS.

         A la hora de firmar un contrato de alquiler de una vivienda, el arrendatario debe tener en cuenta que, en ocasiones, el propietario incluye cláusulas que invalidan el contrato a la hora de solventar discrepancias judicialmente. Es lo mismo que ocurre con las hipotecas, pero en el otro sentido. No se las llama cláusulas abusivas, sino nulas, porque anulan la relación contractual.