Todos merecen estar protegidos.

Documentos | Síguenos:    facebook    RSS

Martes, 11 Noviembre 2014 19:22

Avances Informativos Jurídicos

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

LA HORA DE LLEGADA DE UN VUELO ES EL MOMENTO EN QUE SE ABRE AL MENOS UNA DE LAS PUERTAS DEL AVIÓN.

           El Tribunal Justicia de la Unión Europea ha dictado una sentencia de fecha 4 de septiembre de 2014, por la que establece que, la «hora de llegada» de un vuelo es la del momento en que se abre al menos una de las puertas del avión, sólo en ese momento puede determinarse el retraso a los efectos de una indemnización.

            El vuelo de Salzburgo a Colonia/Bonn despegó con un retraso de 3:10 h. Cuando el avión aterrizo, el retraso era de 3:03 h. Las puertas se abrieron poco después.

           Un pasajero manifiesta que un retraso de más de tres horas con respecto a la hora de llegada prevista, y según se desprende de una sentencia anterior del Tribunal de Justicia, puede solicitar una indemnización de 250 euros. Para la compañía aérea, el retraso con respecto a la hora de llegada prevista fue de tan sólo 2:58 h, de modo que no estaba obligada a pagar indemnización alguna.

           El asunto entre el pasajero y Germanwings es conocido por el órgano jurisdiccional austriaco, que preguntó al Tribunal de Justicia cuál es el momento que corresponde a la hora de llegada efectiva del avión.

           En su sentencia, el Tribunal de Justicia, considera que «hora de llegada efectiva» no puede definirse contractualmente, sino que debe interpretarse de manera autónoma y uniforme.

           El Tribunal de Justicia señala que, durante el vuelo, los pasajeros están confinados en un espacio cerrado, los pasajeros se ven en la imposibilidad de gestionar sus asuntos personales, familiares, sociales o profesionales. Tales inconvenientes se consideran inevitables siempre que el vuelo no exceda de la duración prevista. No sucede lo mismo en caso de retraso, habida cuenta, en particular, de que los pasajeros no pueden utilizar ese «tiempo perdido» La «hora de llegada efectiva» corresponde al momento en que se pone fin a la citada situación de inconveniencia.

           La situación de los pasajeros de un vuelo cambia sólo cuando puede reanudar sus actividades habituales en el momento en que se les permite abandonar el aparato, y en el que a tales efectos se ordena abrir las puertas del avión.

           El TJUE concluye que la «hora de llegada», utilizada para determinar el retraso sufrido por los pasajeros de un vuelo, corresponde al momento en que se abre al menos una de las puertas del avión, en ese momento se permite a los pasajeros salir del avión.

Visto 1510 veces Modificado por última vez en Martes, 11 Noviembre 2014 19:24
Inicia sesión para enviar comentarios